Cómo puede ayudar a su hígado con el aceite de coco.



El aceite de coco durante mucho tiempo ha sido rechazado por la gente en el campo de la salud, ya que contiene una gran cantidad de grasa saturada. 

Como la mantequilla, la grasa saturada en el aceite de coco y otros alimentos ha recibido una mala reputación, debido a que es una de las causas de los ataques cardíacos y otras enfermedades de salud relacionados con el colesterol. Pero estamos aprendiendo más sobre los beneficios de la grasa saturada ya que no son todas iguales ya que algunas tienen ventajas para la salud, este producto maravilloso nos da beneficios que incluyen la mejora de la salud de la piel y la salud metabólica y ahora se ha descubierto que impulsa la salud del hígado. Pero hay algunas advertencias que debemos tener en cuenta.

La primera de estas advertencias, es entender qué el aceite de coco es saludable, pero estamos hablando del aceite que se deriva de la carne del coco. Este aceite virgen de coco se extrae de los cocos maduros frescos sin necesidad de utilizar ningún proceso de refinado a altas temperaturas o productos químicos.

Pero el aceite de coco refinado si es perjudicial para la salud de nuestro corazón y arterias, se debe evitar a toda costa; ya que el proceso de hidrogenación parcial crea grasas Trans, que se sabe que contribuyen a los niveles de colesterol malo y provoca ataques al corazón y derrames cerebrales.

Hay algunas cosas a considerar cuando se añade el aceite de coco a nuestra dieta.

Algunas personas son alérgicas a los cocos y otros cuando lo toman por primera vez pueden experimentar náuseas o malestar gástrico. También es imprescindible tomarlo y usarlo con moderación, ya que sigue siendo una grasa saturada y aunque estamos refutando el fuerte vínculo entre las grasas saturadas y los ataques al corazón, debe ser tomado con moderación y no abusar de él.

Comentarios