Usos alternativos de las ventanas


La expresión tirar la casa por la ventana  se remonta al siglo XVIII y tiene que ver con la implantación del juego de la Lotería en España.  El agraciado ganador para celebrar que había ganado,lanzaba todos los muebles y pertenencias por la ventana, simbolizando que a partir de ahora,  iba a poder comprar mobiliario nuevo. Si todavía no le ha tocado la lotería, mejor mantenga la calma, no arroje nada por la ventana y siga leyendo, pues puede que estas ideas para mejorar las ventanas de su casa  resulten de su interés.
Fechada con ventanas de aluminio
Para todos aquellos que no gozan de persianas en sus casas y que la idea de colocar unas cortinas tampoco les agrade, pueden recurrir a decorar la ventana de forma rápida, sencilla y económica. Tan sólo necesitamos comprar tela de encaje, almidón, agua ,unas tijeras y una brocha o pincel. Recortaremos el encaje a medida de la ventana y procederemos a pegarlo con la mezcla de almidón y agua. Primero embadurnamos la ventana con la mezcla, a continuación colocamos el encaje cuidadosamente y finalizamos dándole otra capa de pegamento.  El resultado de forrar la ventana crea un efecto acogedor y permite que la luz entre en la habitación de forma contenida dándole un toque de calidez y armonía.

Si por el contrario has comprado unas ventanas nuevas y ya no necesitas las viejas o bien paseando por la calle te has encontrado con alguien que se deshacía de las suyas y tu las has recogido sin saber muy bien que ibas a hacer con ellas puedes utilizarlas para dividir espacios dentro de tu casa. Uno de los problemas con los que nos encontramos en las viviendas es con la una falta de espacio. Por ejemplo si en tu dormitorio necesitas incluir también tu espacio de trabajo, puedes separar ambos con unas ventanas viejas utilizándolas a modo de pared. Crear dos ambientes en la cocina y el salón es también una propuesta interesante para quiénes vivan en un  apartamento y quieran redistribuir el espacio.

Si eres de los que les gusta anotar en una libreta imantada al frigorífico todas aquellas cosas que escasean en la casa para hacer la compra semanal luego, esta idea te encantará. Convierte uno de los cristales de la ventana en pizarra. Tan solo necesitas pintura con efecto pizarra, darle un par de capas y esperar a que seque. Maravilloso.

Comentarios