Cocinar pechugas de pollo congeladas

  Al momento de preparar una comida imprevista o estar escasos de tiempo para ponernos a cocinar, te recomiendo cocinar tus pechugas de pollo totalmente congeladas al horno de una manera rápida y sabrosa.

Pechuga de Pollo congelada

 A continuación las instrucciones:

·      Hornear el pollo: utiliza una parrillera con bandeja debajo para que quede allí el liquido derramado.
·      Envolver la bandeja en papel aluminio: logra que el pollo se cocine de manera rápida y mantiene el área limpia.

·      Calienta el horno: éste se debe poner a 350 grados, introduciendo la rejilla en el medio. Este temperatura es importante ya que de lo contrario sobrevivirían bacteria en el pollo que ponen en riesgo nuestra salud.

·      Toma las pechugas: colócalas en la rejilla directamente congeladas, no es necesario lavar ni enjuagar.
·      Ordena las pechugas: colócalas de manera uniforme sobre la rejilla dejando espacio entre ellas.

·      Condimenta el pollo: se debe añadir sal y jugo de limón si se requiere una receta simple, pero si lo que buscamos es full sabor en el paladar entonces coloca salsa barbacoa o cualquier otra de tu preferencia en la bandeja que introducirlas al horno.

·      Expande los condimentos de manera uniforme sobre todas las pechugas tendidas en la rejilla. Utiliza brochas de cocinar para la aplicación de las salsas y unas pinzas para voltear el pollo.
·   
   Hornear: introduce la bandeja al horno, que luego vas a programas a 45 minutos, para añadir nuevamente salsa a nuestro pollo, a partir de este momento y tomando en cuenta que las pechugas están congeladas se debe sumar de 15 a 20 minutos mas de cocción para que queden bien cocidas.
·      A los 30 minutos retira la bandeja del horno y aplica la salsa barbacoa con la brocha de cocinar.
·      Introduce de nuevo la bandeja y prográmale 15 minutos mas.

·      Revisar la temperatura del pollo: esto es muy importante ya que no es totalmente confiable creer que por durar esos minutos en el horno, el pollo esté cocido de manera uniforme. La temperatura ideal para servir, es de 74 grados.
       


Comentarios