Aprovechamiento de metales

Cuando se habla en los términos de recolección y utilización de materiales sobrantes se puede implementar estos mismos, materiales metálicos como otro medio, los metales en cuanto a su composición, se clasifican en dos grandes grupos, ferrosos y no ferrosos, en los residuos estos materiales provienen generalmente de los envases para bebidas y alimentos, aparatos domésticos e industriales, tuberías cortadas o viejas, materiales desechados de la construcción, chatarra industrial, ferrería, alambres de cobre, muebles de jardinería y de automóviles, entre mas que hay y por haber, puesto que, dentro de las ventajas y beneficios que se le pueden sacar a través del reciclaje, se tiene como principal ahorrar energía del 95% en los procesos de fabricado cuando se habla de materiales no ferrosos, reducción del mineral a meta, ahorro de materiales vírgenes de un 90% y reducción de agua en un porcentaje de 40%,  esto conlleva a la disminución del volumen que se toma por residuos en los sitios donde yacen la disposición total, entre muchos más.

Cuando se habla de éste tipo de material, existe mayormente interés por reciclar materiales no ferrosos como el aluminio por ser el principal, debido al mayor valor de su chatarra, aunque es muy grande la demanda de chatarra de hierro y acero, inclusive por parte de las grandes plantas siderúrgicas y sus funciones. La chatarra puede, sin ningún tipo de problemas ser reciclada inclusive cuando esta oxidada. El tipo de reciclaje se simplifica por la facilidad de identificarla y superarla, principalmente en el caso de la chatarra ferrosa, para la cual se emplean imanes, debido a sus propiedades magnéticas. Por medio de este procedimiento se puede retirar hasta un 90% del material ferroso presente en los residuos sólidos.


Este tipo de material siempre es residual por tener mucha cantidad sobrante en clasificaciones de chatarrería.

Comentarios