¿Cómo elegir una caldera?

Explicado de forma sencilla, las calderas son máquinas de vapor que han sido modificadas y adaptadas para que, su trabajo pueda hacerse de forma controlada y evitando un sobrecalentamiento. De manera más estricta, son todo aparato de presión donde el calor procedente de cualquier fuente de energía se transforma en energía utilizable, a través de un medio de transporte en fase líquida o vapor.

            Si estás montando alguna empresa o fábrica que necesite de la utilización de éstas máquinas, hoy te dejamos algunos tips que debes tener en cuenta al momento de elegir una caldera.
Caldera Baxi Neodens Plus 24/24F ECO

Primero, es necesario que sepas que existen dos tipos principales de calderas:

·      Pirotubulares, en las cuales encontramos un recipiente en el cual se deposita el líquido de trabajo y que es calentado gracias a unos tubos que lo atraviesan.

·      Acuotubulares, cuyo nombre hace referencia a su forma de trabajar, la cual consiste en a circulación del líquido de trabajo a través de unos tubos durante su calentamiento y que, gracias al constante movimiento del fluido, permite altas presiones de trabajo.


            Dado su diversidad de tareas, las calderas son comunes tanto en las fábricas de casi todo tipo, desde alimentos hasta refinerías, como en hospitales, cocinas de restaurantes y comedores de gran tamaño. Entre sus usos se pueden destacar tres principales: la esterilización o tindalización, hacer de los líquidos pesados como el petróleo elementos con mayor fluidez o la generación de electricidad mediante un ciclo  de Rankine (que consiste en generar electricidad a través de la utilización de la energía calórica, el vapor).
            Por lo tanto, si estás buscando calderas para dar mayor fluidez a líquidos pesados, suelen ser más recomendable las acuotubulares, mientras que si buscas esterilizar alimentos o enseres de cocina, te convienen la pirotubulares.
           


             

Comentarios